sábado, 27 de julio de 2013

Cicatrices ¨Medallas con el tiempo¨


Con el paso del tiempo, las adversidades que me presenta la vida, me han enseñado a edificarme como ser humano.

Las huellas que me han dejado ciertas lecciones las tomo como medallas, así mientras más transcurran los años,  más orgullosa de mi estaré, porque gracias a esas cicatrices puedo recordar las lecciones y así no volver a cometer los mismos errores.

Me han decepcionado muchas actitudes de los demás, me han dolido y de las mismas he aprendido y comprendido que no las puedo cambiar, solo aprender a vivir con ellos o simplemente dejarlos atrás.

Hoy te sugiero (basándome en mi propia experiencia), que no te arrepientas de los momentos en los que has  tropezado y por ellos hayas sufrido, porque de algo te servirán en el camino.

Lleva tus cicatrices como medallas, vive intensamente día a día, sin preocuparte mucho por las actitudes de los demás, pues es probable que ellos no cambien. Así que… aunque te cueste un poco hazte (literalmente) el loco y sigue tu camino.
Deja que el tiempo haga lo suyo y veras que las cicatrices pasaran de doler, a ser tus medallas. Dios te bendiga!